El uso de los aparatos de aire acondicionado en Mallorca se intensifica en los meses de más calor, porque ayudan a hacer más llevaderos los días de bochorno, además se recomienda su uso mientras se realizan las tareas cotidianas o se está trabajando, para evitar golpes de calor y descensos bruscos de tensión. El aire acondicionado no está relacionado directamente con muchas de las enfermedades respiratorias, catarros o gripes que se sufren en verano, sino que el responsable es el uso incorrecto que se hace de él.

El principal problema es que no se realiza el mantenimiento adecuado y periódico de los aparatos que debería hacerse, como consecuencia, los gérmenes y bacterias que se van acumulando en ellos afecta directamente a nuestra salud. Éstas son por ejemplo responsables de los casos de legionela tan frecuentes en verano, ya que los gérmenes que se acumulan se propagan con facilidad a través del aire. Por esta razón desde Balear de Climatización recomendamos que se tomen las precauciones necesarias:

  • Realizar un mantenimiento adecuado y periódico de los sistemas de aire acondicionado.
  • Utilizar la climatización para acondicionar el ambiente y no para enfriarlo, manteniendo la temperatura entre los 23 y los 25 grados, evitando que haya mucha diferencia entre el interior y el exterior. 
  • Mantener humedecido el ambiente, ya que el aire acondicionado tiende a secarlo y esto es lo que provoca la sequedad en las mucosas o los dolores de garganta. 
  • Si se utiliza para dormir, evitar que el foco del aire incida directamente sobre el cuerpo y se recomienda utilizar el modo 'FAN' o ventilador. 

Con estos simples actos en la utilización del aire acondicionado en Mallorca, se evitarán muchos de los problemas relacionados con su uso.