Como instaladores de aire acondicionado en Mallorca te recomendamos leer este post para saber de qué depende el consumo que registre el sistema. Hay muchos factores que tenemos que tener en cuenta si queremos controlar este tema. 


Sabemos que muchas personas, tras instalar un sistema de refrigeración, temen el momento de la factura. Lo cierto es que no se trata, para nada, de uno de los sistemas domésticos con mayor repercusión en la factura eléctrica. En Balear de Climatización te recordamos que la tecnología en este campo ha avanzado mucho en los últimos años. A día de hoy, la mayoría de los aparatos son equipos inverter. Esto quiere decir que adaptan su consumo a la cantidad de esfuerzo que tienen que hacer para alcanzar y mantener la temperatura que hayamos programado previamente. Aun así, si tu equipo no es inverter, gastará la misma cantidad de energía hasta llegar a esa temperatura. La ventaja es que, cuando la alcanza, el equipo se detiene. No se volverá a poner en funcionamiento para refrigerar la estancia hasta que temperatura ambiente vuelva a subir.


Como instaladores de aire acondicionado en Mallorca te insistimos en la necesidad de atender a los datos que contiene la pegatina de la parte exterior. Esta nos brinda información sobre el tipo de gas que utiliza el aparato, además de sobre su potencia térmica y su potencia eléctrica. Esta última nos dará pistas sobre cuánto consumirá nuestro aparato de aire acondicionado. Recuerda que es un dato que viene expresado en kilowatios por hora (kWh).